Los detectores de metales y los sistemas de inspección por rayos X de Minebea Intec se utilizan en líneas de producción y envasado para detectar productos que contengan metales y otros cuerpos extraños para retirarlos de manera fiable de la línea. Con su uso se facilita el cumplimiento de los estándares industriales como HACCP, IFS y BRC, se preserva la reputación de la marca, y se evitan costosas retiradas de productos.

¿Cómo funciona la detección de cuerpos extraños?

Minebea Intec diseña y fabrica detectores industriales y sistemas de detección de cuerpos extraños para la inspección de alimentos y otros productos. Lo primero y más importante es la protección de los seres humanos: Los productos contaminados son detectados y expulsados por los equipos; la protección del consumidor es el objetivo más importante en este caso.

Además, las máquinas de las líneas de producción también están protegidas por los detectores: Los cuerpos extraños en el flujo de los productos pueden causar daños en las máquinas durante su posterior procesado. Las normativas también obligan al fabricante de la planta a utilizar estos dispositivos en algunos casos.

Los sistemas pueden detectar diversos tipos de cuerpos extraños. Se distingue entre los detectores de metales y los sistemas de inspección por rayos X. Los detectores de metales industriales se basan en una bobina que genera un campo electromagnético en su interior. Cada producto que pasa deja una huella magnética específica. Tan pronto como se detectan desviaciones, esto indica contaminación. Las bobinas redondas especiales como Vistus Freefall detectan objetos extraños en el flujo de producto que cae, como por ejemplo materiales a granel o alimentos para aperitivos. Con el Flexus® Combi, Minebea Intec ofrece incluso una combinación de báscula de control y detector de metales: De esta manera, el usuario obtiene el máximo control de calidad en un mínimo espacio.

¿Cuáles son las áreas de aplicación para la detección de cuerpos extraños?

Los detectores de cuerpos extraños se utilizan en diversos sectores: Además de en la industria alimentaria y de bebidas, las soluciones de inspección se utilizan también en sectores como el químico, el plástico, el caucho, el reciclaje o la industria de la madera. Sin embargo, los principales ámbitos de aplicación son los alimentos, en áreas como la industria láctea, panadería o procesamiento de carne, así como en las industrias farmacéutica y de procesamiento de plásticos. En la industria alimentaria y de bebidas, los detectores garantizan que los productos salgan de la fábrica libres de contaminación metálica. Los detectores de metales de Minebea Intec apoyan de esta manera el cumplimiento de las regulaciones de la industria como HACCP, IFS y BRC. Protegen la imagen de la marca y evitan costosas retiradas de productos. Por otra parte, la protección de las instalaciones de producción es una preocupación típica de la industria química, de los plásticos, del caucho, del reciclaje y de la industria de la madera. En la industria química, por ejemplo, se utilizan detectores de metales para la inspección de plásticos reprocesados para evitar daños en los moldes de alto coste.

Todos los productos contaminados con cuerpos extraños son eliminados de forma fiable de la línea de producción o de embalaje por nuestros productos de inspección. Esto garantiza que el producto final no se contamine y minimiza el riesgo de retirada del productos. Pero no sólo la protección del consumidor juega un papel importante: los equipos de producción también pueden resultar dañados por cuerpos extraños en el producto durante su procesamiento posterior. Por ello, los detectores de metales juegan un papel doblemente importante en la producción.

El uso de sistemas de inspección por rayos X en la industria alimentaria ha aumentado considerablemente en los últimos años. Los sistemas han demostrado ser una buena inversión en seguridad, integridad y calidad de los productos. Su capacidad de detectar cuerpos extraños en los productos y rechazarlos de forma fiable de la línea de producción o de embalaje colabara al cumplimiento de las normas de la industria como HACCP, IFS y BRC, protege la imagen de marca y ayuda a evitar costosas retiradas de productos.

¿Para qué tareas se utilizan los sistemas de detección?

Además de la protección del consumidor, los detectores de cuerpos extraños también se utilizan para garantizar la calidad e integridad del producto. Las soluciones de Minebea Intec aseguran tanto la protección del consumidor como la de las máquinas a través de un máximo rendimiento de detección. Los productos se pueden encontrar en diversos puntos de la línea de producción y conforman los puntos de control críticos: Los dispositivos pueden ser utilizados para inspeccionar materiales sueltos y mercancías en el área de entrada de mercancías con el fin de eliminar la materia prima contaminada.

Otro ejemplo importante es el control de los productos envasados antes de que lleguen a la expedición. Los detectores de metales y los equipos de inspección por rayos X garantizan la calidad del producto en este caso. Pero los sistemas de rayos X como la serie Dymond no sólo se utilizan para la detección de cuerpos extraños. Las tareas estándar, que tradicionalmente se atribuyen a las controladoras automáticas de peso, también son realizadas por sistemas modernos. Entre ellas se encuentran el control de integridad, el control del nivel de llenado, la detección geométrica de, por ejemplo, cavidades o grietas en el producto e incluso el cálculo aproximado del peso del producto.

¿Qué propiedades de los detectores de cuerpos extraños son importantes?

La selección del detector de cuerpos extraños adecuado depende principalmente del producto a inspeccionar. Lo siguiente se aplica al equipo de rayos X: cuanto más grueso y denso sea el producto, más energía de rayos X se requiere. El contraste y, en última instancia, la sensibilidad del sistema debe tenerse en cuenta según los requisitos del cliente. La flexibilidad resulta de las diferentes resoluciones de los detectores: Esto influye en el tamaño mínimo de los cuerpos extraños que puede detectar el sistema.

La sensibilidad de una bobina detectora de metales, por otro lado, depende esencialmente de su frecuencia de funcionamiento y de la conductividad del producto (efecto del producto). Para las líneas de producción con diferentes productos y efectos de producto, se recomienda el uso de dispositivos con tecnología multifrecuencia como la serie Vistus. Para muchos clientes, las dimensiones de la bobina detectora también son importantes: en muchas plantas de producción, por ejemplo, el espacio es limitado; aquí, los dispositivos compactos como el Vistus encajan perfectamente con sus dimensiones reducidas y sus resultados de detección consistentemente buenos.

Si necesita más información sobre los sistemas de detección de metales e inspección por rayos X, le recomendamos nuestros libros blancos.