Sala de prensa

Grupo

De pionero a líder tecnológico: 70 años de detección de metales en Aachen

Minebea Intec ofrece, en su condición de líder tecnológico, una completa cartera de detectores de metales para garantizar la calidad del producto, además de proteger a los consumidores e instalaciones de producción de diferentes sectores. Minebea Intec celebra este año en la fábrica de Aachen un próspero aniversario: sus 70 años de detección de metales.

En el año 1948, la empresa Dr. Hans Boekels GmbH & Co. empezó a desarrollar detectores de metales civiles y, de esta manera, estableció las bases para el comienzo de una trayectoria de éxitos. Los primeros productos fueron detectores de metales que se utilizaban en explotaciones mineras a cielo abierto. Estaban pensados para detectar munición y bombas sin explotar, de manera que pudieran recogerlas las excavadoras de lignito. Hasta la actualidad, los detectores de metales más grandes del mundo se utilizan en las explotaciones mineras a cielo abierto. En la industria maderera se introdujeron estos dispositivos para proteger las hojas de sierra. En los ríos, entre otros, en el puerto de Hamburgo, se han empleado detectores de metales para buscar bajo el agua restos de la guerra. Debido a la creciente automatización en el sector alimentario y a los riesgos de contaminación que esta conlleva, cada vez se utilizan más detectores de metales para asegurar la protección de los consumidores. Los dispositivos se han convertido en equipamiento estándar en el sector alimentario y farmacéutico. En este sentido, los requisitos han aumentado a una sensibilidad de detección cada vez mayor. Un hito crucial a finales de los años 70 fue la integración de rectificadores de fase, ya que hacían posible una tecnología multicanal para poder mitigar más eficazmente las señales de alteración del producto. 

Se impulsó el desarrollo de frecuencias cada vez más altas, en especial para aumentar la sensibilidad de detección para el material de acero inoxidable de uso más frecuente. En los años 90, la frecuencia de trabajo alcanzó más de 300 kHz. Tras el cambio de milenio, se introdujo la tecnología multifrecuencia, la cual incorporó mejoras significativas sobre todo en la producción de diferentes productos en una misma línea. Actualmente, los detectores de metales modernos funcionan a una frecuencia de hasta 1 MHz, lo que permite una sensibilidad máxima de detección de 0,2 mm mediante bobinas diminutas y la frecuencia más elevada.

Dr. Hans Boekels GmbH & Co. fue ampliando su cartera de productos progresivamente, y en el año 1969 desarrolló, a partir de la detección de metal, la primera báscula dinámica con células de carga de compensación de fuerza electromagnéticas desarrolladas por ellos, que abrieron las puertas a otra dimensión en cuanto a la velocidad y precisión de pesaje. 

En el año 1998, Sartorius AG compró la empresa Boekels. Diez años después, la gama de productos aumentó aún más con la introducción de sistemas de inspección por rayos X. Después de la adquisición de la empresa por parte del grupo MinebeaMitsumi, en el 2016 se efectuó el cambio de nombre a Minebea Intec. La actividad principal con los productos y servicios conocidos no ha cambiado. Gracias a la pertenencia al grupo MinebeaMitsumi y, con ello, a sus inversiones en desarrollo tecnológico, la empresa se ha ido consolidando a partir del crecimiento, expansión y sostenibilidad. 

La gama de productos, que abarca detectores de metales, básculas dinámicas y sistemas de inspección por rayos X, hacen que la fábrica de Aachen sea única: Minebea Intec es el único fabricante que produce básculas dinámicas, detectores de metales y máquinas combinadas en una sola fábrica y, por ello, ofrece productos que se coordinan de manera óptima entre ellos. 

¿Cómo es la detección de metales hoy en día?

En las últimas décadas se han producido importantes avances tecnológicos en el área de seguridad de la producción y el consumidor. Esta experiencia y especialización combinada con la constante evolución tecnológica eleva actualmente a Minebea Intec a la posición de proveedor líder global de productos para aumentar la seguridad y eficiencia de los procesos de producción. Gracias a su presencia por todo el mundo, Minebea Intec proporciona a sus clientes soluciones adaptadas, así como asesoramiento individual.

Los productos de detección de cuerpos extraños de Minebea Intec forman parte en la producción de una gran variedad de sectores como equipamiento fiable de última generación y garantizan el máximo rendimiento de detección. Los sistemas retiran los productos contaminados de la línea de producción o embalaje de forma fiable. En el sector alimentario en concreto, los detectores de metales de Minebea Intec constituyen soluciones de alta categoría en los puntos de control de las líneas de producción. Pero los sistemas de detección de metal también se utilizan en otros sectores, como por ejemplo, el farmacéutico y el químico. En el año 2016, Minebea Intec amplió su cartera de productos de detección de cuerpos extraños con el innovador sistema de detección de metales de caída libre Vistus®. El sistema compuesto por módulos incrementa la calidad del producto y la seguridad en los procesos de producción verticales con el fin de eliminar de manera fiable los cuerpos extraños metálicos de polvos y granulados.

Por favor, proporciónenos una copia en formato electrónico tras su publicación.

Incluya un vínculo a nuestra página web si publica este artículo online mediante el siguiente enlace:  https://www.minebea-intec.com/es/sobre-nosotros/70-anos-de-deteccion-de-metales/ 

Volver al inicio